Brincar Cuerda

Brincar la cuerda

El mejor ejercicio sin  salir de casa

El sedentarismo es la enfermedad del siglo. Los tráficos citadinos, la saturación en espacios públicos y las múltiples actividades familiares hacen que el ejercicio no siempre sea la prioridad número uno en la familia.

Brincar la cuerda es uno de los ejercicios más beneficiosos que hay y sólo necesitas dos cosas: voluntad para mover unos cuantos muebles y conseguir una cuerda que te acomode.

Es un ejercicio que se puede hacer sólo o con varios integrantes.  El grado de dificultad lo pones tú… y gracias a la tecnología, puedes encontrar mil tutoriales en la red.

Brincar la cuerda

Aquí te dejamos algunos de los muchos beneficios de brincar la cuerda:

Resistencia y flexibilidad. Saltar la cuerda pone a prueba nuestra resistencia. Brincar 10 min es como trotar media hora. Es por eso que se recomienda empezar por pequeños retos, a modo de juego.

Liberas mucha adrenalina. La energía que se gasta en el deporte se multiplica cuando se trata de un ejercicio de resistencia.

Coordinación y  psicomotricidad. Coordinación entre brazos y piernas. La psicomotricidad se trabaja en este tipo de juegos, porque los músculos están en constante movimiento, sin confundir la manera de realizar los saltos y mover los brazos.

Ejercicio completo. Es un ejercicio que pone en movimiento a muchos músculos al mismo tiempo, desde los brazos hasta las piernas, pasando por el abdomen. 

Reflejos y equilibrio. Los movimientos rápidos de brazos y piernas, ayudan a aumentar los reflejos y su capacidad de equilibrio, además de su visión espacial.

Así que no hay pretextos… ¡a brincar la cuerda!

Categories: Blog